Aprende a redactar II

Aprende a redactar II
Comparte este artículo
Autor: Comentar

Cada vez que escribes un texto has de tener en cuenta que espera el lector. Es bueno parar de vez en cuando y pensar en las dudas que le podrían surgir al lector a través de la lectura. Si descubres que no has dado respuesta a alguna de estas dudas, vuelve atrás y busca la forma de hacerlo. Recuerda que escribes para otros y ellos no tienen por qué saber todo lo que tú sabes respecto del tema sobre el que escribes.

noticia_by_Airinin

Errores comunes al escribir y que debemos tratar de evitar:

  • Anunciar al inicio del párrafo algo sobre lo que vas a hablar y, antes de desarrollarlo, referirte a otra cosa.
  • No dejar claro el tema, sus antecedentes y causas, ni a qué hecho o circunstancia se está haciendo alusión.
  • Presumir que quien leerá el texto ya está familiarizado con la noticia sobre la que hablas.
  • Entremezclar conceptos, hechos, datos, informaciones, etc., sin orden ni concierto.
  • Dar por concluidos textos que no transmiten lo que querías transmitir al iniciarlos.
  • No encontrar la fórmula de desarrollar comprensiblemente ciertas ideas.
  • Percibir que los hechos y su desarrollo se van complicando en el papel, a medida que los vamos describiendo.
  • Irte por las ramas.
  • Repetir en una misma línea, oración y/o párrafo, un concepto y una palabra.
  • El uso constante de muletillas como “Por otra parte/lado”, “Por su parte/lado”, “Y es que”, para comenzar una oración o párrafo, cuando no se sabe cómo hacerlo.
  • Reiterar una y otra vez ilativos tales como: “por la cual”, “por lo cual”, “por los cuales”, “la que”,  “lo que”, “los que”; o los determinativos “sin duda”, “no cabe duda”.
  • Abusar de las comillas (“”), algo que sólo se debe usar en caso de insertar una cuña o frase textual de alguna fuente en el texto.
  • Utilizar palabras tomadas del inglés y mal traducidas o inexistentes en castellano. Por ejemplo, “customizar” (customize).

Finalización:

Finalmente, una vez concluida la redacción total del texto se debe revisar, corregir las faltas de ortografía, redacción y contenido. Eliminar todos los ripios, todo lo que sobra y redunda. Comprobar de que todos los párrafos están perfectamente encadenados, que las oraciones y párrafos tienen sentido, que se entienden por sí solas y en el contexto. Es aconsejable que sometas el texto a la revisión de alguien que sepa más que tú (para que te corrija críticamente) o a la de alguien que no conozca nada sobre el tema (para ver si entendió lo que expusiste y si entendió exactamente lo que querías comunicar).

Imagen sujeta a licencia CC de Airinín

Por:
Etiquetas: ,
Categorías: General
Comparte este artículo