Beneficios de las Mascotas en la Escuela

Beneficios de las Mascotas en la Escuela
Comparte este artículo
Autor: 2

La función domesticadora del hombre va planteando nuevos retos, además de la simple tarea de ser propietario de un animal que haga caso a las órdenes que se le den. ¿Puede un animal entrar de mascota al aula de clase?

bxp280997

Muchas clases, en todos los niveles, ya cuentan con algún animal que se convierte en una responsabilidad .  Los tutores, asesorados por los especialistas correspondientes, organizan todo lo concerniente a su cuidado y mantenimiento y  los grupos de alumnos  se turnan para atenderle.

La función terapéutica y didáctica de las mascotas en clase está aún siendo muy investigada y estudiada en vista de los múltiples beneficios que producen a los alumnos y a los ambientes de clase.

En el año 1953,  el Dr. Boris M. Levinson, terapeuta, notó cómo su perro Jingles se acercaba a uno de sus pacientes infantiles y se ponía a jugar con él. La respuesta del niño fue muy favorable,  ya que le ayudó a interactuar , por lo que el Dr. Levinson comenzó a incluir en sus terapias a Jingles obteniendo excelentes resultados. Los estudios del Dr. Levinson se han convertido en  las bases de lo que hoy se conoce como TAA (Terapia Asistida con Animales).

mascota3

De esta forma,  podemos encontrar desde hormigueros hasta animales como perros, gatos, conejos, iguanas, lagartijas, aves, gusanos de seda, peces, cobayas, caballos, delfines, arañas, ratones, y así según sea el caso, que pueden representar una excelente herramienta docente.

La responsabilidad y cuidado compartido hacia el animal, da a los niños y jóvenes las herramientas para desarrollar una serie de actitudes de respeto y conocimiento del mundo animal y del papel tan importante que cada uno representa.

Otorga sentido de propiedad y pertenencia muy necesarios para la convivencia.  Jugar, compartir y aprender está garantizado y cada tutor puede valerse de este medio para lograr un ambiente de clase más distendido y que permita una relación más provechosa y enriquecida con los alumnos.

MASCOTA5

Los beneficios psicológicos y físicos que brindan las mascotas de aula están dados por las interacciones que se establecen y que causan  influencia directa en la concentración y estimulación,   ya que se marcan pautas de trabajo que invitan de una forma placentera a responsabilizarse por la buena salud y bienestar de otro ser vivo.  Esto crea sensibilidad y empatía hacia otros seres diferentes y con una vulnerabilidad digna de cuidados y esmeros.

¿Cuáles serían los pasos a seguir para tener un Programa Mascota en la Clase?

Hay una serie de recomendaciones habituales y muy sencillas de seguir:

Saber si algún estudiante o tutor tiene alergias documentadas a algún animal, asignándole otro o invitándole a participar con actividades donde no entra en contacto directo con él mismo.

Elegir el animal en función de la edad de los alumnos para evitar mascotas muy frágiles para niños y niñas muy pequeños.

A los alumnos comprendidos entre 5 y 8 años les van muy bien, los perros, gatos, conejos y ratones que también sirven para todas las edades. Otros animalitos como gusano de seda, pájaros, mariposas, hormigas, iguanas, lagartijas, al ser más delicados,  requieren una manipulación más cuidadosa, por lo que se recomienda se asignen a mayores.

200323224-001

– La asesoría con veterinarios y especialistas del área es indispensable para hacer la elección más acertada del grupo. Aquí se tomará muy en cuenta el carácter del animal escogiendo uno que sea dócil y que interactúe de alguna manera con los niños.

Informar detalladamente a los alumnos sobre todas las características de la mascota. Su especie, su hábitat natural, sus cuidados, sus posibles enfermedades y,  sobre todo,  la importancia de cumplir estrictamente el régimen de alimentación (evitando darle alimentos que pueden ser perjudiciales para su organismo).

– El diseño de un programa de cuidados donde todos los alumnos de la clase participan y en el que se reparten las tareas de cuidado y atención.

Registros  individuales y grupales de la evolución de interacción del grupo.  De esta manera,  podemos ir consiguiendo objetivos específicos de la enseñanza.

Una mascota es una aventura placentera y divertida y,  a la vez,  es una gran oportunidad para extraer lo mejor de cada persona. En el aula de clase es una guía para que cada alumno pueda realizar un viaje hacia lo natural y diferente, hacia el respeto y tolerancia y,  sobre todo,  a la realidad de formar parte de un todo en el planeta que habitamos.

Fuente Imagen 1 y 4 ThinkStock.

Fuente Imagen 2 Flickr.

Fuente Imagen 3 Flickr.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Colegios, Destacados, Especiales, Featured
Comparte este artículo
  • avatar
    alondra

    que se corra la bos y tambien que se haja en escuelas publicas
    me gusta si funsiona

  • avatar
    rodolfo

    me parece que e falta mas argumentación ya que lo que a mi me interese es como les ayuda a los animales una escuela para ellos