Cómo ayudar a nuestros hijos a resolver conflictos

Cómo ayudar a nuestros hijos a resolver conflictos
Comparte este artículo
Autor: Comentar

Los conflictos forman parte de la vida diaria.  Según el grado de madurez que tenga una persona se pueden dar diversas reacciones a un mismo problema.

De esta manera, personas con creatividad y buen sentido del humor intentarán dialogar y buscar una solución buena para todos, mientras que quienes son básicamente agresivos y poco creativos empeorarán la situación añadiendo más polémica y malos entendidos.

78375622

Para ayudar a que los niños puedan resolver sus diferencias con otros, es recomendable lo siguiente:

– Primero que todo intenta que se calme. Que respire profundo y se relaje.  Si está aún con los nervios a flor de piel o mal humorado, deja que pasen unos momentos y cuando se sienta mejor comunícate con él o ella y escucha su versión de lo que ha pasado.  Luego,  llévale a pensar en cómo lo habría podido evitar y  asumir las consecuencias responsablemente.

No le defiendas en todo lo que haga. Sobreprotegerle puede hacerle incurrir en otro tipo de problemas. Si ha cometido una falta deberá pagar de alguna manera.  Disculparse siempre viene bien porque le permite desarrollar humildad. Sería recomendable buscar un punto de encuentro con la persona con quien se haya ocasionado el problema.

– Intenta quitar importancia a aquellas situaciones adversas que no la tengan.  Es decir,  que muchas veces los niños pueden exagerar sus visiones y sufrir más de lo que toca.  Hazle ver que no es para tanto y que ya se encontrará una solución al problema.

– Invítale a que se ponga en el lugar de la otra persona.  De esta manera bajará la guardia y tenderá naturalmente a buscar el diálogo.

Sanciona firmemente aquellas conductas en las cuales el niño o niña hayan ocasionado un daño a otros. No les permitas pensar que por el hecho de que tienen la razón pueden agredir a los demás.  Si fuera necesario, llévale a pedir disculpas al dañado y que se interese por su recuperación y salud.

– No permitas que deje las cosas sin resolver.  Si se ha presentado un problema es muy importante solucionarlo y que haya la firme intención de que no vuelva a producirse.  Se pueden cometer errores, pero no siempre el mismo error.

78194512

Las situaciones de desarmonía pueden estar ocasionadas por múltiples razones, siendo las más comunes los trastornos de personalidad o de conducta que no permiten acuerdos entre las personas predisponiéndolas a conductas de agresión y humillación perfectamente evitables.

Los conflictos y diferencias con otros son habituales en las relaciones humanas, pero lo más importante es aprender desde pequeños la mejor manera, de forma inteligente y razonada,  de resolverlos y,  sobre todo,  de olvidar y seguir adelante.

Fuente Imágenes ThinkStock.

Por:
Etiquetas:
Categorías: General
Comparte este artículo