Cómo corregir los malos hábitos de los niños

Cómo corregir los malos hábitos de los niños
Comparte este artículo
Autor: Comentar
Son muchos los niños que desde una temprana edad adquieren ciertos hábitos como morderse las uñas, hurgarse la nariz, chuparse el dedo o decir palabrotas. Son unas malas costumbres que pueden ser síntoma de la ansiedad o de un problema físico o psicológico. Por lo general son hábitos que desaparecen con el tiempo sin más importancia. Pero en otros casos, pueden prolongarse hasta la vida adulta si no se les presta atención. Por eso, los padres tienen que estar pendientes de si sus hijos tienen comportamientos obsesivos de este tipo para poder corregirlos cuanto antes.

maloshábitosniños

Ante todo, debéis de saber que son comportamientos que se pueden corregir siempre y cuando se explique de forma clara y positiva al niño como tiene que ser su actitud. Se trata de decirle al niño que ese mal hábito que tiene no nos gusta y que no corresponde a una buena educación. Es muy importante decírselo con buenas palabras, animándole y recompensándole cuando su comportamiento vaya mejorando. Tampoco conviene regañarle por ello ya que los niños tienden a tomar una actitud defensiva y puede seguir repitiendo esa manía cuando los padres no estén presentes. Entre los malos hábitos más comunes podemos destacar los siguientes: -Decir palabrotas: Es un hábito desagradable que el niño suele hacer por imitación. Hay que transmitirle claramente que no nos gusta. -Hurgarse la nariz: Los niños pueden realizar esta costumbre públicamente sin ningún tipo de pudor. Además de ser una costumbre poco estética puede acarrear hemorragias nasales. Lo mejor es decirle al niño que no es un comportamiento adecuado y motivarle a utilizar un pañuelo. -Morderse las uñas: Es reflejo de un estado de nerviosismo y puede suponer tanto hacerse sangre como estropearse las uñas. Se recomienda poner una sustancia desagradable o con sabor amargo en los dedos de los niños para que comiencen a abandonar esta manía. Es importante que el niño este de acuerdo en realizar esta prueba también. -Chuparse el dedo: Es algo que realizan sobre todo los niños más pequeños porque les produce placer. Si persiste en el tiempo esta costumbre, lo ideal es dejar que el niño duerma con algún muñeco o juguete. Fuente imagen por flickr
Por:
Etiquetas:
Categorías: General
Comparte este artículo