Cómo mantener hábitos de estudio durante las vacaciones

Cómo mantener hábitos de estudio durante las vacaciones
Comparte este artículo
Autor: Comentar

Los deberes y asignaciones que los profesores y maestros suelen mandar para las vacaciones o sencillamente tener que prepararse para un examen recuperativo de septiembre, suelen causar presión y agobio para los estudiantes.  La lucha que se establece entre las horas de ocio y las de asumir estas responsabilidades es titánica y muchas veces cuesta dinero y disgustos por no poder tener tranquilidad hasta que se hayan cumplido.

133940274

En el caso de los niños y niñas de infantil y primaria la situación se complica porque los pequeños tienen el sentido del descanso y del juego más a flor de piel y parecieran inagotables.

Algunas recomendaciones pueden ayudarte a que las vacaciones y los deberes puedan ser igualmente realizados :

– Si no se sale de casa, el ritmo se marcará más facilmente debido a que no hay traslados ni mudanzas.  En este caso lo mejor es utilizar los primeros días para hacerlos y luego tendrán más tiempo para otras actividades tranquilamente.  Recuerda que casi siempre suelen salir imprevistos de salidas, que pueden perjudicar si no se tienen hechos.

– Si se tiene pensado salir de casa, lo mejor es dividir el trabajo a realizar entre los días de disfrute, dando más carga a los primeros que a los últimos, según sea el caso.  De esta manera si sucede algún contratiempo, no se tendrá tanto por hacer.

Establecer un horario es lo mejor.  Las primeras horas de la mañana suelen ser las mejores porque se cumple con la responsabilidad y ya queda el resto del día para la diversión. En la tarde y noche suelen estar muy cansados por lo que la labor se hace cuesta arriba.

– Si se está en casa es más fácil definir el sitio, horario y forma de realizar las tareas.  Si se está fuera, debemos intentar que haya tranquilidad para que pueda haber concentración.

– Los niños más pequeños suelen tener deberes muy sencillos, por lo que se puede mantener el ritmo de lectura y escritura durante todos los días.  De esta forma no se desvinculan de la escuela. Es recomendable renovar la biblioteca infantil con cuentos y libros de escritura que serán novedosos y combatirán el aburrimiento.

– El juego y la diversión pueden estar unidas al estudio.  No debes agobiarles y mucho menos castigar.  Lo mejor es animar y alentar para que poco a poco tomen el hábito, hasta que lo hagan por ellos mismos.  Si un día no terminan lo pautado, podemos ser flexibles con la condición de que al día siguiente trabajarán más.

Siempre debemos recordar que las tareas o deberes sirven para reforzar conocimientos dados en el aula de clase, por eso es muy importante que se realicen con toda la concentración y atención posible a fin de asegurar que cumplen este objetivo. De igual forma, durante las vacaciones se rompe con la rutina del resto del año y tanto la mente como el cuerpo se fortalecen porque se relajan y disminuyen los niveles de estrés de la vida diaria. Por todo esto es importante combinar ambos conceptos adaptándose a cada caso y siendo flexibles pero firmes en las responsabilidades asignadas.

Fuente Imagen ThinkStock.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Colegios
Comparte este artículo