Cómo sancionar la conducta inadecuada de los niños

Cómo sancionar la conducta inadecuada de los niños
Comparte este artículo
Autor: 1

Manuel está castigado, no podrá ir hoy al parque”; “Julia se ha comportado mal con la maestra, le castigué sin ver la TV”; “Pues, este fin de semana no saldrás, te quedas castigado por haber fallado en las tareas de inglés”; y así sucesivamente. Cuando los hijos van a la escuela...las familias también van a la escuela.   Cuando los hijos van a divertirse...las familias también van a divertirse. Cuando los hijos van a las actividades extraescolares…los niños también lo hacen.  ¿Esto por qué? ¿Por qué no hay cierta autonomía? ¿Debo castigar o sancionar?

Raising Brat

La mayoría de las familias se encuentran en estas situaciones y en otras similares por la sencilla razón de que sus hijos son MENORES DE EDAD, la ley (española) establece que así será hasta los 18 años.  De esta manera,  los padres y tutores se ven en la necesidad de aplicar “castigos” para que el niño,  de alguna manera,  “pague” por lo malo que haya hecho.

Si tienes que reprender a tu hijo o a tu hija por una conducta inadecuada reflexiona sobre lo siguiente:

Suprime la palabra CASTIGO.  Intenta hablar de sanción y,  sobre todo,  debe ser acorde con la falta cometida.

– La meta siempre es que modifique su conducta no que se sienta humillado o desprotegido.  Por tanto, nunca le riñas delante de otras personas.

– Mantén el diálogo y la comunicación sobre los temas generales (deberes, amistades, drogas, noviazgos, juegos, salidas, etc.) esto permitirá que haya una pauta sobre las que se rige la educación en casa.

Las reglas y normas deben estar muy claras para que los hijos sepan que las han incumplido y deberán aceptar una consecuencia. Recuerda que la sociedad también tienen normal y límites que luego tendrán que cumplir.

– Las sanciones deben invitar siempre a reflexionar y concientizar.  Es decir,  que deben llevar a la modificación de la conducta o no estará sirviendo de nada.

No exageres las sanciones.  Si se ha saltado una tarea de clase y suspender la TV por ese día es muy diferente a que le quites las salidas de dos fines de semanas por contestar mal a un profesor.

Si el niño entiende solo lo que ha hecho y asume la consecuencia, no debes sancionarle, porque puede también tener actos involuntarios.  Por ejemplo: si al ir jugando con la mascota se tropieza y rompe un florero, va corriendo y busca la escoba para limpiar los destrozos y además te explica lo que le ha pasado.

– Las sanciones con castigos corporales no conducen a nada. Y son tan crueles como los maltratos psicológicos, por eso es recomendable evitarlas al máximo. Además sólo logran volver agresivo al niño y enseñarle que los problemas se pueden solucionar con golpes.

Nunca le corrijas estando bajo los efectos del enfado o la rabia. Debes hablar en tono tranquilo pero con firmeza y no levantar la sanción hasta su cumplimiento total.





La educación y crianza de los hijos es una tarea muy dificil de llevar.  Las sanciones es lo que más detestan los padres porque les hieren el orgullo y porque requieren de un criterio muy bien estructurado para poder imponerlas.  Lo cierto es que son necesarias y un ensayo muy importante de lo que serán las sanciones que impone la sociedad. Si tienes que sancionar intenta utilizar pautas sencillas pero que tengan un fuerte contenido correctivo.

Fuente Imágenes ThinkStock.

Por:
Etiquetas:
Categorías: General
Comparte este artículo
  • avatar
    LUZ ELENA CAMACHO SALAZAR

    excelente