Deberes en vacaciones, ¿sí o no?

Deberes en vacaciones, ¿sí o no?
Comparte este artículo
Autor: Comentar

Deberes en vacaciones, ¿sí o no? Ésa es la pregunta que muchos padres nos planteamos cuando llega el período estival. ¿Realmente tienen que hacer sus tareas también en verano?

Deberes en vacaciones, ¿sí o no?


El concepto que tenemos de estos quehaceres, o teníamos, es que eran un repaso de lo que se estaba dando o se había dado en clase, un método para que los niños retengan la información de forma más eficaz. No obstante, ¿son tan necesarias? Es más, ¿es útil mandar a los niños tantos deberes?

¿Nuestros hijos tienen que hacer sus deberes en vacaciones?

Diversos investigadores han estudiado la utilidad de las tareas escolares y, si bien no hay un consenso claro sobre los deberes en vacaciones, sí que parecen coincidir en un punto: No deben robarle un tiempo excesivo al niño.

Los famosos cuadernillos de vacaciones han sobrevivido a lo largo de los años, especialmente porque son prácticos y ligeros y no implican un estrés en los pequeños. Pero, ¿tienen eficacia real? Una vez más nos encontramos con investigadores que sostienen, por un lado, que las vacaciones son para que los niños desconecten, que casi nunca se terminan los cuadernos de verano y que no sirven realmente para que el niño mantenga la información recibida durante el curso.

Por otro lado, nos encontramos a quienes defienden que los niños deben trabajar un poco durante el verano para repasar lo que han ido aprendiendo en clase para que no pierda parte de esos conocimientos. Aunque, eso sí, afirman que debe ser siempre de una manera más lúdica para que se perciba como algo divertido.

¿Nuestros hijos tienen que hacer sus deberes en vacaciones?

Pero esperen, que aún hay más. Hay profesores e investigadores que creen que los niños no deben aprender con cuadernos o deberes durante el verano. Que tienen que dedicarse a hacerlo descubriendo el mundo que les rodea y haciéndoles partícipes directamente de la organización de la vida familiar. Aprender a cocinar, jugar en la calle, leer cuentos, fomentar su creatividad, hacer manualidades… Esta es una cuestión un tanto complicada porque los padres no suelen disponer de los dos meses de verano de vacaciones de que disponen sus hijos, por lo que no pueden dedicarse a enseñarles ese tipo de cosas.

¿Y cuál es la opción correcta? ¡Ah, buena pregunta! Esto quedará a decisión de los padres, quienes juzgarán qué es mejor para sus hijos. Nuestro consejo es que os mantengáis en una posición intermedia y, a través de medios lúdicos, hagáis que vuestros hijos aprendan y retengan determinadas lecciones aprendidas, eso sí, sin forzar, que están de vacaciones. Deberes en vacaciones, ¿sí o no?, ¿qué pensáis vosotros?

Por:
Etiquetas:
Categorías: Especiales
Comparte este artículo