Deberes escolares, una presión para los padres e hijos

Deberes escolares, una presión para los padres e hijos
Comparte este artículo
Autor: Comentar
Después de una dura jornada de trabajo llega el momento más esperado para todos los padres, llegar a casa y cenar con su familia. Es el momento perfecto para ponerse al día de lo que han hecho en el cole, para hacerles cosquillas, reír y preocuparse únicamente por el hecho de que los platos estén bien ricos. Deberes escolares, una presión para los padres e hijos Lo único que importa son los tuyos. ¿Por qué se está perdiendo entonces este momento tan especial? Estamos cansados, hay que hablar de temas importantes o, simplemente, urgen otras cosas. Una de ellas son los deberes escolares. Es sorprendente que una cosa tan aparentemente insignificante pueda suponer tanta presión tanto a padre como a niños. ¿Sabías que los niños españoles le dedican una media de 6,5 horas a la semana a hacer deberes? Y, sin embargo, esto no nos ha asegurado una buena posición en el ranking de resultados escolares. Sorprendentemente, Finlandia y Corea del Sur, donde los escolares sólo dedican 2,8 y 2,9 horas semanales respectivamente a realizar deberes, son dos de los países con mejores resultados académicos en el informe PISA. más cenas y menos deberes escolares Este dossier evalúa el rendimiento de los estudiantes a partir de determinados exámenes que se llevan a cabo en varios países cada tres años. Es la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos), quien pone en marcha estas pruebas y deja la cara colorada a más de un ministerio de educación. Por eso no podemos menos que decir ¡Menos deberes y más cenas en familia! La frustración y el estrés a edades tempranas, ya lo advierte la OMS, son realmente insanos en nuestros pequeños ciudadanos. IKEA se suma a esta causa y anima a las familias a transformar la hora de la cena en un momento que sume lo lúdico con lo didáctico. Porque ya sabemos que dentro de un huevo hay un montón de biología, en el reparto de pizzas unas cuantas restas y en la mesa un montón de historias que contar. Utiliza las cenas para enseñar a tus hijos y hacerles sonreír, pero sobre todo para disfrutar de su compañía. ¿Cómo? Involucra a los pequeños en preparar la mesa, hacer la compra con ellos, ¡cuéntales de dónde salen las patatas y cómo llegaron a España! Y luego, haz una buena tortilla junto a ellos. IKEA cenas Post Patrocinado
Por:
Etiquetas:
Categorías: Especiales
Comparte este artículo