Disciplina en el aula: ¿es importante?

Disciplina en el aula: ¿es importante?
Comparte este artículo
Autor: Comentar

La disciplina en el aula hace referencia al comportamiento que los alumnos tienen en clase. La gestión y el control de clase por parte del profesor es muy importante para que los alumnos tengan un rendimiento académico exitoso, y haya un buen entendimiento entre todos los miembros que asisten a clase, profesor y alumnos.

La disciplina en el aula es necesaria para que exista un desarrollo normal de la clase. Pero tampoco se trata de imponer castigos a los niños y de tratarles como si fueran máquinas. El objetivo es lograr que los alumnos participen en las actividades para aprender y tengan respeto por su profesor y el resto de compañeros.

¿Para qué sirve la disciplina en el aula?

Un mal comportamiento entorpece el ritmo normal de las clases e influye directamente en el rendimiento de los niños. Cuando un niño se porta mal en clase lo que trata es de llamar la atención. Por tanto, es imprescindible que se administre correctamente la atención que se les da a los niños en clase y las formas de hacerles participar en las actividades.

disciplina en el aula educacion

Ignorar un mal comportamiento no siempre es posible, ya que el niño puede lastimar a otros compañeros o el ritmo de la propia clase. Pero, darle demasiada importancia a un comportamiento inadecuado, también puede ser una forma de incentivarlo.

disciplina en el aula

Lo ideal es que, por medio de la disciplina en el aula, se propicie un clima adecuado en clase que facilite el trabajo, la comunicación, donde se disminuyen los conflictos y se potencien las interacciones cooperativas. Se deben de fomentar las responsabilidades autonómas, y para ello hay que llevar a cabo un plan de actuaciones concretas, adecuadas y objetivas que tienen como fin conseguir la disciplina en el aula.

Hay que ayudar y enseñar a los alumnos a tomar conciencia de la necesidad de sanciones y normas para mantener una convivencia pacífica en el ámbito escolar y social. Esta es la tarea más compleja a la que se tienen que enfrentar muchos docentes, pues cada niño tiene sus particularidades y, a veces, se presentan conflictos más complejos que hay que eliminar con paciencia.

Por:
Etiquetas: , ,
Categorías: Colegios
Comparte este artículo