Niñera o guardería: ¿qué es mejor?

Niñera o guardería: ¿qué es mejor?
Comparte este artículo
Autor: Comentar

Es una de las dudas que tienen muchos padres cuando trabajan y tienen que dejar a sus hijos en buenas manos: niñera o guardería, ¿qué es mejor?. Ambas soluciones tienen ventajas y desventajas, que deben ser valoradas por los padres antes de la elección.

ninera o guarderia

Niñera o guardería: ventajas e inconvenientes de la guardería

La guardería es una garantía de que el niño estará en un espacio seguro con un personal cualificado. Es una certeza de que el pequeño recibirá una atención y se adentrará en el ambiente educativo. Del mismo modo, es un buen comienzo de su socialización al rodearse de otros niños y esto es muy importante.

Aunque también hay que tener en cuenta que precisamente como en las guarderías hay muchos más niños,  probablemente nuestro hijo no va a ser atendido de inmediato cuando llore o no quiera comer.

También hay que tener en cuenta, que en una guardería es más fácil que los niños se puedan contagiar los resfriados al ser un espacio cerrado, por mucho que se extremen los cuidados.

ninera o guarderia que es mejor

Niñera o guardería: ventajas e inconvenientes de la niñera

La opción de contratar a una niñera suele ser más cara, aunque se pueden crear unos vínculos de cariño y dedicación muy importantes hacia el niño. A veces no siempre se acierta con la persona escogida y puede fallarnos un día que no pueda venir. No obstante, es una dedicación personalizada a nuestro hijo, que se encuentra en su espacio, en casa. Otra ventaja es que el niño estará menos expuesto a contagiarse de posibles enfermedades de otros niños.

Es importante que la niñera que seleccionemos tenga referencias confirmables en labores similares y nos inspire confianza. Si además tiene experiencia en el trato con niños, mucho mejor aún.

Conviene ejercer un control sobre la persona que está al cuidado de nuestro hijo. Hay que dejar claro cuáles son las normas de cuidado del niño, y estar pendientes de que se cumplan. Si el niño está incomódo o no conecta con la niñera, hay que plantearse si es la persona o la opción adecuada.

Por:
Etiquetas: ,
Categorías: Oportunidades
Comparte este artículo