¿Por qué se debe premiar a los niños?

¿Por qué se debe premiar a los niños?
Comparte este artículo
Autor: Comentar

Los premios o pequeñas recompensas que damos a los niños son demostraciones de afecto, y una forma de hacerles sentir valorados. El premio debe de ser como respuesta a una acción ejemplar.premiar a nuestros hijos

Cuando hablamos de recompensar o dar un premio a los pequeños de la casa por sus logros, no nos referimos a que tenga que ser un regalo material. La recompensa puede ser un elogio, es decir, hacerle sentir especial al niño,  pasar una tarde entera jugando a su juego favorito o prepararle ese postre que tanto le gusta. Las muestran son muy variables y dependen de los gustos y del carácter de los niños.

Muchos padres olvidan este aspecto en la educación de sus hijos y no les elogian nunca por sus buenos resultados académicos o por haber realizado bien una tarea del hogar. Pero elogiar y premiar a nuestros hijos es muy positivo para reforzar su autoestima, hacerles sentirles bien y motivados para continuar en el mismo camino.

De todas formas tampoco conviene mantener un sistema de recompensas cada vez que el niño haga bien las cosas. Hay que tener en cuenta que el amor no debe de darse en pequeñas dosis y como condición de algo. De la misma forma, los elogios tampoco significan hacerle creer al niño que es el mejor de todos. Se trata de demostrarle los progresos que ha hecho sobre sí mismo y para que siga mejorando.

Los niños son muy sugestionables y va a ser muy importante las cosas que le digamos o les demostremos. Si se siente confiado y valorado, es probable que se sienta mejor consigo mismo y no tenga problemas de conducta.

Una de las formas de estimular al niño es participar con él en la realización de un determinado proyecto. Cuando el niño cuenta con la aprobación de los padres se siente más gustoso y confiado.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Oportunidades
Comparte este artículo