Significado psicológico del dibujo infantil

Significado psicológico del dibujo infantil
Comparte este artículo
Autor: Comentar

Los dibujos infantiles forman parte de la comunicación de los niños. Son una forma de transmitir cómo ven y perciben la realidad. En cada una de sus etapas, el niño plasma rasgos de cómo es su mundo interior.dibujos infantiles

La primera expresión gráfica es el garabato. Suele efectuarse cuando los niños tienen un año y medio de vida. Son sólo expresión de su afectividad y una muestra de su capacidad psicomotriz.

En su segundo año de vida, el niño es capaz de dar forma a los garabatos. Son los primeros intentos de reflejar el mundo real y no hay aún una definición de formas.

Tiempo después, el niño ya es capaz de incorporar algunos detalles a sus dibujos como círculos y líneas. Con 3 años, ya se pueden identificar personas y emociones en sus dibujos. Entre los 3 y 4 años los dibujos se vuelven más minuciosos y la figura humana es más completa.

Con 5 años, el niño ya dibuja una figura humana perfectamente identificable. En esta etapa aparece un aspecto importante: la identificación. El niño es capaz de dibujar  varias figuras humanas con sus rasgos típicos.

Algunas ideas que se pueden deducir en cuanto a la forma de trazar los dibujos son las siguientes:

-Los temores y la ansiedad se pueden reflejar mediante dibujos en los que el niño se dibuja dentro de una casa o de un coche que le da cobijo frente al mundo exterior y los fantasmas. También cuando hay poca expresividad en las caras.

-El egocentrismo se identifica cuando hay formas exageradas y la cabeza es muy grande. También cuando es un dibujo de familia y el niño se dibuja más grande que los demás.

Los comportamientos obsesivos se identifican cuando el dibujo se realiza con un método similar y una misma rutina en colores.

-La inseguridad se muestra con dibujos en los que los brazos y las manos son pequeñas y están pegadas al cuerpo. También cuando el trazo es irregular o las figuras están comprimidas.

-La perseverancia se percibe en figuras bien contoneadas y con un trabajo exquisito en detalles. Los rasgos de sus dibujos están muy bien definidos.

-La autoestima se refleja con una buena organización del espacio. El tamaño de la figura es grande, sus manos están abiertas y sus expresiones en la cara son positivas. El dibujo suele ocupar casi todo el espacio del papel y la organización es adecuada.

 

Por:
Etiquetas: , ,
Categorías: Featured, General
Comparte este artículo