Tatuajes y piercings: Cómo hablar con adolescentes

Tatuajes y piercings: Cómo hablar con adolescentes
Comparte este artículo
Autor: Comentar

La adolescencia es una etapa en la que los jóvenes buscan identificarse y hacer cambios en su personalidad, por lo que muchas veces recurren a realizarse un tatuaje o un piercing. A muchos padres no les gusta esta idea pero ante todo debemos respetar la decisión de nuestros hijos adolescentes y cerciorarnos de qué tienen la información adecuada para que tengan claro lo que hacen.

Tatuajes y piercings: Cómo hablar con adolescentes

Muchos adolescentes se sienten atraídos por la idea de tener un adorno en su piel, ya sea un tatuaje o un piercing. En ocasiones se sienten motivados a ello como muestra de rebeldía o como un signo más de su personalidad. Hay que asegurarse de que se trata de una decisión adecuada en la que se conocen los pros y los contras y que no se trate tan sólo de un capricho pasajero. Para ello, es fundamental que los adolescentes tengan toda la información acerca del adorno que quieren tener en su cuerpo.

Los tatuajes y los piercings son una moda muy común entre los adolescentes y existen una serie de riesgos y una información de primera mano que deben de conocer nuestros hijos. Es importante que los padres tengan una charla con sus hijos antes de tener un adorno de este tipo.

Puntos a tener en cuenta antes de hacerse un piercing o un tatuaje

Los puntos que hay que tener en cuenta son los siguientes:

-Cerciorarse de que el lugar donde se lo van a realizar es seguro y de fiar. Los sitios serios y confiables les pedirán documentos para asegurarse de que son mayores de edad y en el caso de que no lo sea, les pedirán una autorización de sus padres. A las mujeres que lleguen con intenciones de tatuarse o perforarse la piel, les avisarán de los riesgos estéticos que correrán en el futuro con un embarazo.

-Asegurarse de que el material que se emplea para hacer un adorno de este tipo es nuevo y el lugar donde se realiza cuenta con higiene. Para realizar tanto el tatuaje como el piercing es necesario trabajar con la piel y hay sangrado, aunque sea mínimo. Por tanto es importante que no se mezclen materiales de otras personas y se utilice uno totalmente nuevo. Además, la limpieza tiene que ser la apropiada ya que de lo contrario, la piel se puede infectar y tendrá un aspecto poco atractivo posiblemente.

adolescente con piercing

-Los adolescentes que desean tatuar o perforar alguna parte de su cuerpo tienen que ser plenamente conscientes de las consecuencias que esto tiene en el futuro. Si aumentan de peso o se quedan embarazadas el tatuaje se estirará y parecerá una mancha amorfa y la perforación también puede estirarse. En el caso de que se hayan perforado los canales de lactancia también puede suponer un problema para el bebé.

-Nuestros hijos deben de tener claro que este tipo de adornos no son modas pasajeras y si deciden hacerlo deben tener información clara sobre lo que conlleva en el futuro. Hay que explicarles que este tipo de adornos no son lo mismo que teñirse el pelo de colores que no acarrea consecuencias en el futuro. Deben de saber que los tatuajes y que los orificios quedarán como marcas toda la vida. Al mismo tiempo, deben de ser plenamente conscientes de que los adornos requieren de muchos cuidados y de responsabilidad.

-A veces es complicado abordar el tema de los tatuajes o de los piercings con los adolescentes y algunos de ellos tratan de ocultárselo a sus padres. Para que esto no ocurra o, al menos, se reduzcan las posibilidades, la comunicación y la confianza en casa deben ser elementos esenciales en las relaciones con tus hijos.

adolescente con piercing

-A la hora de buscar trabajo puede suponer un problema para algunas empresas. Está claro que tanto un tatuaje como un piercing es un accesorio más y debe de respetarse como un adorno de la persona de quien lo tiene. Pero muchas compañías encuentran incompatible contratar a personas que tengan tatuajes o piercings visibles por no ajustarse a la imagen de empresa que buscan.

Tu hijo puede considerar y meditar acerca del lugar donde puede hacerse un tatuaje o un piercing, así como su tamaño. Puede hacérselo en zonas de su cuerpo que no sean tan visibles para que en un futuro no se arrepienta.

Por:
Etiquetas:
Categorías: Featured, Oportunidades
Comparte este artículo