Técnicas para coger apuntes

Técnicas para coger apuntes
Comparte este artículo
Autor: Comentar

Saber coger apuntes puede facilitarte el estudio en gran medida. Saber recoger en notas todos aquellos aspectos interesantes, necesarios o los más importantes sin perder información es todo un arte. No se trata de copiar textualmente toda la información que da el profesor, sino aquello que realmente nos importa para comprender la materia.

Técnicas para coger apuntes

El proceso de tomar apuntes requiere saber escuchar, aprender, anotar, reestructurar lo anotado y escribir. Para ello el alumno debe contar con cierto nivel  de comprensión oral, capacidad para escuchar, cierto nivel de vocabulario, conocimientos previos sobre la materia, cierto nivel de expresión escrita y capacidad para recoger las ideas principales y resumirlas.

¿Por qué es necesario tomar apuntes?

  • Para asimilar mejor los datos.
  • Para dejar por escrito aquellos datos que resultan difíciles de encontrar.
  • Para recordar.
  • Para participar activamente de la clase, primero escuchando y luego escribiendo.
  • Para acostumbra a nuestra mente a enlazar temas.

En tus apuntes evita escribir todo lo que diga el profesor, las lagunas y los errores, que no tengan sentido, la mala letra y evita no disponer de un buen sistema de almacenamiento (tomarlos en hojas sueltas que luego se pierdan).

Procura que tus apuntes tengan una buena presentación, que estén bien organizados, que expongan correctamente el contenido, revisarles y mejorarles con otras fuentes de información, procura pasarlos a limpio y organizarles todos los días.

Existen diversas técnicas para tomar apuntes, desde dejar un espacio a la izquierda para escribir la palabra clave que defina el tema a otros que dejan hasta tres espacios para completarlos con nueva información, resumir contenidos y apuntar observaciones.

Uno de los más prácticos es el método  de las 6 “R”, en el que cada hoja de apuntes se divide en tres zonas: la columna de apuntes, columna de observaciones y la parte de abajo destinada a un resumen.

    1. Registra. En la columna de apuntes, recoge las ideas más significativas.

  1. Resume. Después de clase, resume tus notas escribiendo en la columna de observaciones palabras clave y frases cortas.
  2. Recita. Tapando la columna de apuntes y mirando las palabras y las frases clave trata de recitar en voz alta lo recogido.
  3. Reflexiona. Trata de comprender el contenido haciéndote preguntas sobre él.
  4. Repasa. Dedica un tiempo todas las semanas a repasar tus notas.
  5. Recapitulación. Deja un espacio al final de la hoja para resumir todo el contenido de la misma.
Por:
Etiquetas: ,
Categorías: Especiales
Comparte este artículo