Ventajas del libro electrónico

Ventajas del libro electrónico
Comparte este artículo
Autor: Comentar

libroelectrónico
Son muchas las personas que se decantan por leer libros en ebooks (libros electrónicos). La ventaja más evidente es que apenas ocupa espacio y puede resultar mucho más cómoda la lectura que tener que cargar con libros a cuestas.

Un inconveniente para los amantes de la lectura es que, a menudo, tienen en sus manos libros muy gruesos que dificultan su lectura y ocupan demasiado espacio para transportarlos. Esto no ocurre con los libros electrónicos ya que son prácticos, apenas pesan y son fáciles de portar a donde quiera que vayas.

La gran ventaja de los libros electrónicos es que tienes la posibilidad de leer miles de historias por un precio mucho más bajo que si tuvieras que comprar todos los libros impresos. Además de libros, podrás leer documentos o información que se puedan descargar de Internet.

Otro punto positivo de los ebooks, es la instantaneidad. No tienes que ir a bibliotecas o librerías para poder deleitarte con un libro y no hay ediciones agotadas. Lo puedes leer en ese preciso momento.

Son técnicas de lectura a la carta, ya que el lector puede elegir el tipo y tamaño de la letra que más le interese. Esto viene muy bien porque muchos libros en sus ediciones impresas tienen una letra microscópica y causa rechazo entre algunos estudiantes. También, este sistema está muy bien pensado para personas que sufran problemas de vista.

Muchos libros electrónicos incorporan un diccionario con el que se pueden realizan búsquedas en el momento. También puedes localizar de forma rápida alguna cita del libro que nos interese por alguna razón a través de un buscador, basta con introducir alguna palabra.

Podrás compartir con tus contactos de algunas redes sociales como Twitter o facebook las citas que más te gusten de manera inmediata, y saber qué partes del libro le gustan a los otros lectores.

Cabe mencionar que los libros electrónicos propician la distribución de las obras de más escritores que publiquen una obra en Internet.

Fuente imagen por flickr

Comparte este artículo